DATE EL PERMISO PARA APRENDER DE TUS ERRORES


Los errores, los fallos, los fracasos y las decepciones son espejos en los que mirarnos para conocernos mucho mejor.

Si alimentas la frustración por el fracaso no avanzarás.
Lo ideal es aceptar lo ocurrido, entenderlo y desmenuzar lo sucedido para aprender de ello y caminar con más seguridad sabiendo qué cosas no debemos repetir.

Para ser feliz debemos invertir en autoconocimiento y, para ello, nada mejor que conocer nuestros límites, nuestros errores y superarlos.
Y tú? ¿Te das el permiso para aprender de tus errores?

Facebook
Instagram
YouTube